Iñigo de Loyola

Existen muy pocos largometrajes sobre San Ignacio de Loyola. A pesar de esta falta de material audiovisual, en la actualidad hay un gran interés por conocer la vida de San Ignacio: por su perdurable legado para la Iglesia y para el mundo, de una parte, y quizá también por la llegada a la cátedra de San Pedro de Francisco, el primer Papa jesuita. En el libro “Liderazgos Heroicos”, Chris Lowney escribe que si se habla de corporaciones globales exitosas, sin duda entre ellas se encuentra la Compañía de Jesús, que existe desde hace siglos y ha servido a la Humanidad a través de su red de escuelas, parroquias y centros sociales. El secreto de su permanencia, añade Lowney, es el espíritu de su fundador, Ignacio de Loyola. Ciertamente, vale la pena ofrecer a todas las personas, y en especial nuestros jóvenes, la posibilidad de redescubrir la vida de este hombre que cambió el rumbo de Occidente… y del mundo.